Proyecto Estación Cultural Collilelfu

Mucho se ha comentado en las redes sociales sobre el amplio presupuesto necesario para habilitar el Primer Centro Cultural que tendrá nuestra comuna y que de paso otorga valor y protege uno de los escasos bienes inmuebles patrimoniales de la comuna.

En nuestra comuna existen muchas organizaciones y personas naturales que se dedican a realizar manifestaciones artísticas en todas sus áreas, solo una mínima parte de ellas ocupan los escasos espacios que el municipio pone a disposición. Esto debido a que los esfuerzos por tener lugares para el arte ya sea como creación, recreación o salud sólo han sido preocupación en períodos edilicios de Samuel Torres, de hecho, en el período alcaldicio anterior se cerró un espacio dedicado al arte y la cultura que con gran esfuerzo de las propias organizaciones se había podido habilitar, convirtiéndolo en bodega.

Cabe señalar, en relación al proyecto, que la casa Estación Collilelfu junto al Puente de Fierro son los únicos Monumentos Históricos que tiene nuestra comuna y que pertenecen a la denominada Zona Típica del conjunto ferroviario junto al Estanque en el sector Equil.

El monto del proyecto es alto, estamos de acuerdo, pero se condice con proyectos de similar envergadura a nivel regional, por ejemplo, el teatro Galia en Lanco con una inversión de 2.300 millones aproximadamente. Y para aquellos que plantean que es más económico demoler y construir este edificio, les comento que solo construir la casona el Llolly en Paillaco, destruida por un incendio, alcanzó la suma de 1.230 millones de pesos. Ambos proyectos contemplaron una intervención de áreas muy similares en cantidad y destinación de uso del espacio.

En el proyecto de Los Lagos se considera un desarme de 58m2 del inmueble que corresponde a infraestructura construida con posterioridad a la fecha de construcción de la casa y que escapa al diseño original. Restauración de 233m2, restaurar no tiene el mismo valor que construir, la puesta en valor de un bien patrimonial es un trabajo que requiere de materiales y trabajo especializado. Y por último una intervención en el espacio exterior de la casa de 2.206m2 de áreas verdes que unen el paseo peatonal con calle Prat con zonas de descanso, juego, esparcimiento y destinadas a las intervenciones artístico-culturales.

En la biblioteca Municipal está a disposición de toda la comunidad el expediente de solicitud de aumento de Obras Civiles para la adjudicación, la maqueta del proyecto y expediente de diseño que fuera trabajado con la comunidad en todas sus etapas, en estos documentos podrán informarse sobre los Antecedentes Generales, resumen histórico, ubicación, estado de la estructura, imágenes del proyecto de restauración y nueva obra, fases del proyecto de restauración, plantas, etc.

El Centro Cultural Estación Collilelfu albergará exposición museológicas, artesanales, históricas, una cafetería, baños en el primer piso del edificio histórico, mientras que en el segundo piso habrán salas taller oficias de la entidad administrativa de cultura (municipalidad o Corporación). En Tanto que la nueva edificación contempla salas de ensayo y otras dependencias de servicio.

Finalmente manifestar que «no podemos pensar el desarrollo integral de la comuna sin preocuparnos de todos los aspectos, está claro que existen áreas que avanzan más y otras menos, pero también es verdad que el desarrollo cultural de la comuna estuvo paralizado por mucho tiempo», centrado en las organizaciones de la sociedad civil y sin el debido respaldo del gobierno comunal, entre 2009 y 2013 aproximadamente, se avanzó, se recuperaron espacios, se trabajó en la declaratoria de Monumentos Históricos, en el camino se logró una sede, se ocupó un espacio perdido de nuestro pasado ferroviario. Pero nuevamente se vivió un período de olvido y despreocupación, la bodega dejó de ser ocupada como espacio cultural para retomar su antigua funcionalidad, la sede se les quitó a las organizaciones para administrarla desde el municipio, el proyecto del Estación Collilelfu se patío para delante, como si el tiempo pudiera borrar la memoria, como si Raúl, Paty, Carlos, Ximena, Lalo, Pamela, Valentín y Luis se pudieran olvidar de la idea con la que crecieron “La casa de la cultura” emplazada en donde termina calle Baquedano.

Es verdad que Los Lagos necesita soluciones habitacionales, de salud, de educación y de tantas otras áreas, pero no por eso vamos a dejar que el desarrollo cultural pase por la carreta sin siquiera mirarnos.

Javier Sánchez Neira

Asesor Municipal de Cultura

 

 

Compartir: