ESTÁ PASANDO

Sancionar a quienes dificulten o impidan el acceso de adultos mayores y personas con discapacidad a los servicios de transporte público remunerado de pasajeros, es el fondo del proyecto de ley que por unanimidad de 134 votos a favor, aprobó la Cámara de Diputados.

La idea matriz del texto sanciona en el transporte público de pasajeros, la exigencia de requisitos especiales, fuera del marco legal, para acceder a dicho transporte.

El líbelo castiga con multas que los conductores no detengan el vehículo cuando estos pasajeros deseen subir o bajar del mismo, según lo explicó el Diputado Bernardo Berger, autor de esta iniciativa.

De esta manera, el proyecto modifica la Ley de Tránsito incorporando en las infracciones gravísimas el que un conductor de transporte público de pasajeros ponga en movimiento o no lo detenga completamente cuando haya pasajeros que deseen subir o bajar del vehículo, si estos corresponden a personas con discapacidad y/o adultos mayores.

En este caso, la sanción corresponderá a una multa de 1.5 a 3.0 UTM, a lo que se agrega de 5 a 45 días de suspensión de licencia.

Asimismo, se considera como infracción grave el exigir a un pasajero el cumplimiento de requisitos o condiciones especiales, fuera de los casos contemplados en la ley, para acceder al transporte público remunerado de pasajeros, cuya sanción es una multa de 1 a 1,5 UTM.

Según la Segunda Encuesta Nacional de la Discapacidad (11 ENDISC), de 2016, en el país existen dos millones 606 mil 904 personas con discapacidad, lo que representa un 20% de la población total.

La iniciativa, ahora que fue aprobada en la Cámara De Diputadas y Diputados, continuará su segundo trámite constitucional en el Senado.

By José Aedo

Administrador