ESTÁ PASANDO

No hay mejor forma de conocer el alma de un pueblo que sentado detrás de una de sus barras” comienza la introducción, para afirmar más adelante que “cualquier historiador que se proclame un erudito en la cultura de nuestro país, lo hace en vano si nunca se ha emborrachado o ha comido más de la cuenta detrás de alguna barra popular. De ahí la importancia de catalogar la riqueza de Chile a través de sus picadas, bares y cantinas más típicas, como un verdadero ejercicio patrimonial”.

De esta idea surgió “La ruta de los bares. Guía de picadas chilenas”. Un  libro que se propuso catalogar las barras más emblemáticas de nuestro país, de Arica a Punta Arenas, tanto del buen comer como del buen beber.

Así, entre sus páginas podemos revisitar algunos clásicos como El Hoyo en Estación Central, donde nació el terremoto, el Rincón de los Canallas, símbolo de resistencia clandestina en dictadura con su clásica contraseña “canalla llamando a canalla”, o el Quitapenas, que pese a estar emplazado en otro lugar, aún guarda el recuerdo de un grupo de futbolistas que, liderados por David Arellano, decidieron fundar Colo-Colo en 1925.

El libro recorre estos y otros bares emblemáticos, entre otras joyas ocultas, desde el Checo en San Antonio, un bar de pescadores donde Nicanor Parra iba almorzar hasta el Democrático en Iquique, que abrió el siglo pasado como quinta de recreo y que hoy continua continúa albergando a lo más diverso de la “tierra de campeones”.

Así, este libro editado en conjunto por Ediciones Caliche y Alquimia Ediciones, y ganador del Fondart Regional 2019, reúne los bares, picadas y cantinas más emblemáticos a lo largo de todo nuestro país. Pero no se trata solo de un catálogo de bares: no apto para abstemios, este libro propone una verdadera ruta turística para recorrer Chile, de Arica a Puntarenas, de bar en bar.

By José Aedo

Administrador