ESTÁ PASANDO

Este fin de semana se realizaron elecciones parlamentarias en Venezuela que se destacó por la baja participación de la ciudadanía, y la falta de apoyo de varios países.

Con los resultados obtenidos, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recobró el control del parlamento aunque aún no se dice cuántos escaños de los 277 se quedó el llamado Gran Polo Patriótico.

El Presidente Encargado de Venezuela, Juan Guaidó, declaró los comicios como un “fraude” y llamó a la ciudadanía a quedarse en casa, algo que efectivamente sucedió y se pudo ver en el alto nivel de abstención.

A través de redes sociales, Guaidó agregó que “El fraude a sido consumado. El rechazo mayoritario del pueblo de Venezuela ha sido evidente”. La mayoría le dio la espalda a Maduro y su fraude”, fueron algunas de sus palabras que expresó a través de un video.

El jefe de diplomacia de Estados Unidos, Mike Pimpeo, tachó como una “farsa” las elecciones venezolanas a través de Twitter.

Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica y Panamá también desconocieron los comicios dominicales, y la Unión Europa desestimó que fueran “creíbles”.

La OEA también había manifestado su rechazo al proceso electoral en Venezuela.