ESTÁ PASANDO

Vecinos y autoridades de Futrono llamaron a la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP a cumplir con su rol fiscalizador, luego de la serie de errores que se han registrado en el agua potable rural de Llifén y que mantiene preocupados a sus beneficiarios.

Hace un par de semanas la misma directora regional de la DOH Carolina Zúñiga, explicaba que los problemas descubiertos en el APR  eran involuntarios, y que el color amarillo del agua obedecía a la presencia de hierro en menor cantidad y que no afectaba el normal consumo.

No obstante,  los problemas han continuado y los vecinos han presionado al municipio para buscar una solución definitiva, debido a la turbiedad y color que el principal elemento mantiene.

Patricia Saravia, vecina del sector, insistió en la mala calidad del agua que impide su consumo, llamando a las autoridades a poner atención en esto.

Carolina Sepúlveda, otra vecina afectada explicó los problemas que esta situación está generando entre la comunidad y los costos que ello implica. “No puedo beber agua directamente de la llave, porque me da miedo tomarla, tengo que comprarla todos los días”, dijo.

Alex Valderrama, el director del Departamento de Desarrollo Comunitario de Futrono, sostuvo que el proyecto tiene como principal objetivo mejorar la calidad de vida y asegurar el suministro de agua potable de buena calidad a las familias de Llifén y alrededores, asegurando que es responsable de ello la empresa que ejecuta el proyecto.

En ese sentido, el director de DIDECO emplazó a que las autoridades y servicios pertinentes, a que cumplan su rol fiscalizador y logren que este financiamiento de alrededor de 1.000 millones de pesos logre su objetivo, entregando dignidad a las familias de Llifén, Chollinco y alrededores.

Cabe señalar que, además de las molestias generadas por la turbiedad y color amarillento del agua, la comunidad se ha visto afectada en su economía familiar ya que han debido incurrir en gastos no presupuestados, debido a la mala ejecución del proyecto.

El proyecto de mejoramiento y ampliación del APR de Llifén contempló 115 arranques nuevos, 204 reconexiones y cambio de 307 existentes. Además de la construcción y ampliación de la línea de impulsión, reemplazo de tuberías, renovación del sistema de tratamiento y construcción de nuevo estanque entre otros mejoramientos.

 

 

By José Aedo

Administrador