ESTÁ PASANDO

El gobierno lo ingresó el 27 octubre al Congreso. El 2 de diciembre la Cámara Baja lo aprobó y despachó al Senado y actualmente espera ser discutido en esa Sala.

Se trata del  proyecto que podría permitir que enfermos terminales puedan hacer retiro de sus fondos previsionales, y para el cual el diputado Bernardo Berger pidió asignarle urgencia al Ejecutivo.

El parlamentario por Los Ríos expresó que se trata de un tema pertinente, de urgencia y de extrema necesidad.

A juicio del legislador, resulta justo que los enfermos terminales puedan contar con las disposiciones para obtener en forma acelerada sus fondos de pensiones.

Además es una medida que se sostiene en el marco constitucional vigente, toda vez que hay razones de justicia, derecho a la vida e integridad física y psíquica, contempladas en el artículo 19 de la Carta Fundamental”, señaló.

La propuesta incorpora una modalidad para que todo afiliado calificado como inválido total y que sufra una enfermedad terminal, tenga derecho a percibir una pensión como renta temporal, calculada para un periodo de dos años, pagada por la AFP con cargo al saldo de la cuenta de capitalización individual.

Se considerará como enfermo terminal, a toda persona diagnosticada con una condición patológica grave, progresiva e irreversible, sin tratamiento que modifique su sobrevida, o bien cuando los recursos terapéuticos utilizados han dejado de ser eficaces y, en ambos casos, con una expectativa inferior a 12 meses.

La propuesta indica que se descontará la cuota mortuoria. Y en el caso que los afiliados afectados tengan beneficiarios de pensión de sobrevivencia, como cónyuges e hijos menores de 18 o 24 años, si se encuentran estudiando se reservarán el 60% de los fondos acumulados para cumplir con esta obligación.

By José Aedo

Administrador