ESTÁ PASANDO

Por más de sesenta años la Dirección del Trabajo ha operado con el mismo estatuto jurídico que hoy, a la luz del incremento de los cambios culturales y sociales del país, se hace insuficiente para responder con eficacia a las demandas del mundo laboral. Así lo aseguró el diputado Bernardo Berger tras apoyar el proyecto de ley que moderniza a dicho organismo.

El proyecto de ley, originado en mensaje presidencial, fue ingresado a fines de 2019 al Congreso para su discusión. Esta semana fue visto en la Cámara Baja y tras su aprobación, quedó en condiciones de convertirse en ley de la República. En lo sustancial, otorga a la Dirección del Trabajo un conjunto de nuevas herramientas para el cumplimiento de sus tareas, así como actualiza el marco jurídico que lo regula

Berger destacó que “con la Asociación de Funcionarios Profesionales de la Dirección del Trabajo hemos estado trabajando duramente los últimos 8 años en un nuevo cuerpo normativo que haga frente a dos de los mayores problemas pendientes en la Dirección del Trabajo y que requieren de manera urgente una solución: la modernización del servicio y la precariedad del estatuto funcionario que los rige”.

El legislador precisó que el estatuto normativo, de fines del año 1960, frena la posibilidad de utilizar herramientas tecnológicas actuales que “claramente facilitarían sus funciones como ocurre, por ejemplo, con la imposibilidad de concretar notificaciones por medios electrónicos en materia de fiscalización y conciliación, ya que como sabemos éstas aún deben ser realizadas personalmente o por carta certificada, con el consiguiente costo en recursos y de tiempo”.

 

By José Aedo

Administrador