ESTÁ PASANDO

Consternación y dolor fueron los sentimientos que marcaron la ceremonia en que familiares, comunidad y sus pares rindieron el último adiós al voluntario de bomberos de Los Lagos, Ulises Pacheco Pacheco (44) que el domingo murió mientras participaba en la búsqueda de una turista  en el río Fuy en Panguipulli.

El voluntario era miembro de la Segunda Compañía de Bomberos “Tomás Lagos Godoy” de Los Lagos por espacio de 14 años y había alcanzado el grado de Teniente Primero y  la calidad de Bombero Profesional en la Academia  Nacional de Bomberos, especializándose en rescate acuático.

Fue precisamente esa labor que desarrollaba junto el Equipo Gersa, en las aguas del río Fuy en Neltume, buscando una mujer que fue arrastrada por el caudal,  cuando su corazón no resistió,  falleciendo a raíz de un infarto cardiaco.

El deceso generó consternación entre los voluntarios de Panguipulli y Los Lagos, lo que motivó a declararlo como el mártir número 323 a nivel nacional y el primero en su comuna, que fallece en acto de servicio. También  se declaró duelo comunal y duelo institucional por tres días.

El Presidente Nacional de Bomberos, Raúl Bustos, sostuvo en su discurso, que el fallecimiento del voluntario deja expresa la idea y el sentimiento por servir que tienen los bomberos de Chile.

Siempre nosotros, los bomberos de Chile juramos servir, incluso entregando nuestra vida si fuera necesario. Esa motivación también va aparejada de mucho dolor, tragedia, sentimientos sobre todo en la familia de Ulises. Entonces lo que para nosotros tiene un sentido de explicar, para la familia es incomprensible y por lo tanto requiere una reflexión muy profunda respecto de qué nos motiva. En este caso la motivación está dada por el sentimiento de servir, eso es lo que hizo Ulises de lo cual nosotros estamos orgullosos”, señaló.

El Superintendente de la institución en Los Lagos, Juan Carlos Jil, expresó su reconocimiento en quien era considerado como un “servidor”

Hoy vemos partir a uno de nuestras filas, queremos expresar nuestra máxima gratitud, reconocimiento, lealtad y contribución al servicio de la comunidad”, dijo el Superintendente.

En la ceremonia fúnebre el alcalde de Los Lagos, Samuel Torres, junto con entregar las condolencias a su familia y voluntarios, adelantó que el concejo municipal acordó donar un espacio de terreno en el Cementerio Municipal para levantar allí el mausoleo para bomberos.

Tras la ceremonia, realizada en los salones del Cuartel General, el cortejo se trasladó hasta el Cementerio Municipal de Los Lagos y en el trayecto la comunidad salió a las calles a despedir con aplausos  al primer bombero mártir de Los Lagos.

By José Aedo

Administrador