ESTÁ PASANDO

El jueves 14 de enero la comuna de Valdivia volvió a cuarentena total por disposición del Ministerio de Salud. Anteriormente ya había estado cerca de 40 días hasta que cercano a la navidad, se revirtió la decisión lo que permitió que comercio más pequeños pudieran abrir sus puertas y levantarse de la crisis económica.

Si ya el 2020 fue difícil por la crisis sanitaria, para los comerciantes fue aún peor ya que no solo recibieron el golpe del COVID sino que también del estallido social que afectó al país en octubre del 2019.

La guinda de la torta fue la la pandemia, para lo que intentaron mantener conversaciones con el Intendente de los Ríos y la Seremi de Salud para que pudieran buscar un consenso que les permitiera a ellos trabajar, pero siempre resguardando la salud tanto de los trabajadores como de los ciudadanos.

Si el año pasado las reuniones no lograban mejores resultados, este 2021 tampoco está llevando a buen puerto. Ya que ninguna autoridad regional ha intentado comunicarse con el Gremio Levantemos Valdivia, quienes han intentado a través del diálogo buscar la forma que les permitan trabajar.

Carlos López presidente del gremio, señaló que “aun no nos llaman ni nos dan respuestas”, agregando que “así de indolente es la autoridad”.

De parte del alcalde tampoco no han tenido acercamiento, cuando en un su momento sí mostró su apoyo pero siempre de bajo perfil. Caso distinto que se vio en las comunas de Puerto Montt o Punta Arenas, donde sus ediles les entregaron apoyo total a los comerciantes.

Esto ha hecho que los comerciantes se sientan “invisibles” al no ser considerados para poder sacar adelante sus negocios y familias. Sólo han visto como los locales se van cerrando. “Hay mucha desesperación y mucho están cerrando definitivamente. Es triste ver a mis vecinos cerrados para siempre”, recalcó López.

Captura enviada por Carlos López sobre cierre de restaurant.

Agregando además que el alcalde Omar Sabat, no sólo no se ha hecho presente sino que “se aprecia más preocupado de entregar sus cajas de mercadería”, indicó Carlos López, y que con ellos “nada”.

Esperan que esta semana puedan tener algún tipo de información o comunicación de parte de las autoridades regionales, mientras siguen esperando con sus negocios cerrados.

Pensar en volver a abrir en acto de “rebeldía” no es una alternativa por el “temor de las fiscalizaciones y el uso de la fuerza pública nos mantiene sumisos ya que sería un golpe de gracia”.

La ocasión anterior llegó el Ejército, PDI y Carabineros cuando “anunciamos que abriríamos por necesidad urgente”.

Finalmente, el presidente del gremio indicó que a pesar de la normativa del ministerio de no vender productos que no sean esenciales, los supermercados mantienen abiertos esos sectores, y que cuando le informaron al intendente “no pasa nada”. Además, hoy les informaron que “no pueden fiscalizar porque hicieron el anuncio pero no la ley”. Lo que los hace sentir que “todo es contra los más pequeños”.

Imagen tomadas por Carlos López.

Para finalizar López recalcó que “los supermercados siguen vendiendo de todo a vista y paciencia de las miles de pymes, que ven como la ley se aplica solo para los pequeños, hasta llevarnos a la quiebra”.