Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
ESTÁ PASANDO
pixabay.com

A mediados de 2022 buena parte de la población de EE.UU. o los países de la Unión Europea estarían vacunados contra el coronavirus. En los países pobres, la mayoría de ellos de África, lo conseguirían -eventualmente- en 2024.

Ese desgarrador panorama es el que informó The Economist Intelligence Unit, la unidad de negocios dentro de la publicación londinense The Economist, según recoge este jueves el diario chileno La Tercera.

“La producción (de la vacuna) representa el principal obstáculo, ya que muchos países han reservado más dosis de las que necesitan. Los costos asociados con los programas de inmunización masiva serán significativos, especialmente para los países menos desarrollados que tienen recursos fiscales limitados. La diplomacia de las vacunas jugará un papel importante a la hora de determinar qué países en desarrollo tendrán acceso a una vacuna en los próximos meses”, señala el medio británico.

La estimación es que la mayor parte de la población adulta en las economías avanzadas (Estados Unidos, Reino Unido, Israel y los países de la Unión Europea) habrá sido vacunada a mediados de 2022. Los países de ingresos medianos, lo alcanzarían a finales de 2022 o principios de 2023. Y las economías más pobres, esencialmente de África, en 2024, “si es que ocurre”.

“El contraste entre los países ricos y los más pobres es marcado. La mayoría de los países en desarrollo no tendrá acceso generalizado a las vacunas antes de 2023 como muy temprano. Algunos de estos países, particularmente los más pobres con un perfil demográfico joven, pueden perder la motivación para distribuir vacunas, especialmente si la enfermedad se ha extendido ampliamente o si los costos asociados resultan demasiado altos”, dijo Agathe Demarais, directora de pronóstico global de la EIU y autora del informe.

El informe se mostró escéptico ante los pronósticos de Covax, una alianza mundial de intercambio de vacunas liderada por la OMS y que tiene como objetivo asegurar 6.000 millones de dosis para los países más pobres del mundo.

Crédito foto: pixabay.com