Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
ESTÁ PASANDO
Deportes Valdivia

Deportes Valdivia descendió a Segunda División a raíz de la tabla acumulada 2019-2020. En Primera División, Iquique peligra bajo el mismo sistema. Por eso, ambos clubes reclaman con la decisión de “sumar” ambos torneos bajo porcentajes disímiles (60/40) a la hora de decretar los que bajan de categoría.

Valdivia reclama por ello desde diciembre de 2020. Iquique se sumó ayer, pero yendo más allá: presentando un recurso en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

El argumento es que desde la ANFP hacen “caso omiso a las solicitudes de información”. ¿Qué información? Pues las actas del Consejo de Presidentes de la ANFP donde se tomó la decisión del descenso por tabla acumulada y donde había representantes de todos los clubes, incluido Valdivia e Iquique.

“Esa votación del 19 de diciembre del 2019 fue totalmente anormal -se defiende hoy Jorge Salazar, presidente de Valdivia, en el Diario La Tercera– Algunos fueron a votar en pijama a las 3:00 de la mañana. Nosotros hemos sido los que estamos detrás de esta presentación desde el primer día. No se hizo antes, porque en la ANFP no nos querían entregar la información”.

La justicia desestimó la petición de Iquique, pero sí exigió a la ANFP liberar los audios de la mentada sesión.

El propio Deportes Valdivia -recuerda Salazar- envió una carta a la ANFP en septiembre de 2020, pidiendo lo mismo y por segunda vez (“Vengo en reiterar la solicitud de fecha 31 de diciembre de 2019 (…) de tener acceso a las grabaciones de audio y copia de la transcripción escrita del Consejo Nacional de Presidentes de Clubes asociados a la ANFP celebrado con fecha 19 de diciembre de 2019”, se lee en el escrito).

El gran problema es que estos reclamos -sobre todo el de Iquique ante el Tribunal- pueden costar caro.

La acción de recurrir a la justicia ordinaria está claramente penalizada por la FIFA: El que acude a instancias civiles, puede ser desafiliado.

Varios clubes de Primera División reclaman y solicitan castigos ejemplares para Iquique.

“En el fútbol de Macondo hay clubes que, en vez de contratar jugadores al comienzo de la temporada, después -con la tabla en la mano (siempre)- tratan de parar el campeonato o destinan el mismo dinero que se ‘ahorraron’ en plantel a abogados, para tratar de salvarse por secretaría”, escribió en Twitter Victoriano Cerda, vicepresidente de Huachipato.

“¿Cuándo el directorio de la ANFP denunciará a la FIFA a los clubes que recurren a los tribunales ordinarios? Ya es hora de que los dirigentes elegidos respeten las normas. Ya muchos problemas ocasionó que lo anteriores directorios no lo hicieran. No cometan errores”, agregó en la misma red social Raúl Delgado, dueño de Unión San Felipe.

“Simple… hacer respetar los reglamentos, lo mínimo que debiese ocurrir. La FIFA es clarísima respecto de estas cosas”, añadió Lorenzo Antillo, presidente de Audax Italiano.

Desde la ANFP, le confirmaron a Página14.cl que la petición está fuera de lugar. “Ellos mismos (Iquique y Valdivia) estuvieron en la sesión del Consejo y aprobaron el descenso ponderado”, explican.

Recordemos que la tabla acumulada 2019 y 2020 se aprobó luego de que en 2019 no hubo descensos, debido a la interrupción del campeonato tras el 18-0. Según reglamento, la tabla del descenso ponderaba 60% el torneo 2019 y 40% el de 2020. La idea dirigencial, al menos de Valdivia, era que ambos torneos significaran un 50%.

Lo cierto es que el argumento más letal, al menos para Valdivia, es que -con o sin tabla ponderada- igual fue el equipo de peor rendimiento bajo cualquier combinación.

Si ambos torneos (2019 y 2020) contarán 50%, el Torreón acumularía 47 puntos; 12 menos que Deportes Santa Cruz, el penúltimo en esta tabla ficticia.

Crédito foto: Facebook.com/depvaldivia