ESTÁ PASANDO

Este martes, el Senado aprobó en general el proyecto sobre regulación de ensayos clínicos de productos farmacéuticos, que permitirá impulsar la investigación científica en nuestro país.

El texto -que había sido estudiado por la Comisión de Salud de la Cámara Alta- fue respaldado por unanimidad. Ahora, el proyecto sigue su curso legislativo y podrán presentarse indicaciones hasta el 12 de marzo, cuando se retomará su discusión.

El texto legal fue redactado en conjunto con las universidades del país, quienes hicieron ver la necesidad de reimpulsar la investigación científica clínica pensando en la medicina y la salud de los pacientes. Dichas casas de estudios plantearon que con la implementación de algunas disposiciones de la “Ley Ricarte Soto” se había desincentivado la investigación médica.

A raíz de ello, se hizo necesario regular por ley qué se puede hacer y bajo qué parámetros.

La moción fue planteada por senadores de distintos partidos políticos (Carolina Goic, Guido Girardi, Francisco Chahuán, Ena Von Baer y Rabindranath Quinteros).

En el texto se aborda también un aspecto que cruza la investigación médica y la salud de algún paciente: Cuando algún tratamiento experimental es utilizado en favor de un enfermo. “Una vez terminado el ensayo clínico, el investigador responsable debe informar al sujeto participante sobre los resultados de la investigación y sobre su derecho a otorgar o denegar su consentimiento para recibir el tratamiento médico investigado, en el caso en que este fuese calificado con utilidad terapéutica”, señala el proyecto.