ESTÁ PASANDO

Siete meses han pasado desde que el animador José Miguel Viñuela le cortara el pelo al camarógrafo José Miranda, como una “supuesta humorada” en vivo, durante el programa “Mucho Gusto”. Y luego de una intensa polémica, con causas judiciales de por medio, el camarógrafo volverá a sus funciones.

La información la confirmó el Sindicato de Mega. Gabriel Miranda, padre del camarógrafo, informó a la agrupación gremial que su hijo “está pronto a retomar sus labores”.

El 16 de julio de 2020 Viñuela bromeó al aire que Miranda debía cortarse el pelo porque tenía coronavirus en su cabellera. Luego de simular el corte, finalmente el animador lo concretó, lo que generó una ola de crítica. Miranda se mostró afectado por la situación.

Al día siguiente, en el mismo programa, Viñuela señaló al aire: “Jamás he tenido la más mínima intención de abuso de poder. No medí las consecuencias y asumo mi responsabilidad”.

Tras el hecho Mega decidió “congelar” a Viñuela por cuatro meses, mientras 2.390 reclamos se presentaron ante el Consejo Nacional de Televisión (CNTV), siendo el hecho más reclamado de 2020.

En medio de ello, José Miranda demandó al animador “por vulnerar su dignidad e imagen”, en un proceso judicial que sigue en curso. Además, el camarógrafo tuvo que tomar licencia médica.

Debido al incidente Mega fue multado con 400 UTM (cerca de 20 millones de pesos) y ofreció disculpas públicas a Miranda: “Mega lamenta y no comparte los hechos ocurridos en nuestro programa matinal. Como empresa valoramos profundamente el aporte profesional de cada uno de nuestros trabajadores y en toda circunstancia estamos comprometidos en el respeto a su dignidad. Expresamos nuestras disculpas públicas a nuestro trabajador José Miranda y reafirmamos nuestra voluntad y compromiso para que un hecho de estas características no se vuelva a repetir”.