ESTÁ PASANDO

Este martes, la Corte Suprema confirmó -en un fallo unánime- el recurso de amparo interpuesto por la Defensoría de la Niñez y el Instituto Nacional de Derechos Humanos, que ordenó a la Policía de Investigaciones a que “se deberá abstener de realizar cualquier acción arbitraria e ilegal respecto de la niña ya inicializada y de cualquier otro menor que vulnere los derechos que amparan a todo menor, sometiéndose al estricto cumplimiento de lo establecido en las leyes”.

El pasado 7 de enero, la PDI realizó un operativo en la Región de la Araucanía donde detuvieron a la menor de edad G.P.C.A., de siete años e hija del fallecido Camilo Catrillanca.

La PDI había apelado el 28 de enero pasado, tras lo dictado por la Corte de Apelaciones de Temuco.

“Se declara que el actuar del personal de la Policía de Investigaciones de Chile que procedió a la detención de la menor sindicada, actúo con fuerza desproporcionada e ilegítima y, aun sin ella, vulneró los derechos constitucionales a la libertad personal y a la seguridad individual de la menor, con infracción de la Constitución Política de la República y de la Convención sobre los Derechos del Niño”, se reseña en la sentencia de la Corte Suprema.