Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
ESTÁ PASANDO

Hace pocos días la presidenta de revolución democrática, publicó en su cuenta de Instagram un mensaje haciendo referencia a la muerte del malabarista de Panguipulli, Francisco Martínez, generando polémica con sus declaraciones.

“En Chile la vida de un pobre no vale nada ¿Cómo quieren que no lo quememos todo?”, estas fueron las palabras que generaron la controversia y que tiene hoy a Renovación Nacional, estudiando la opción de llevarla al Tribunal Constitucional y a la Comisión de Ética de la Cámara.

Fue el jefe de la bancada oficialista, Sebastián Torrealba, quien comparó lo ocurrido con recurso anterior presentado hace más de un año por Chile Vamos contra el diputado Hugo Gutiérrez (PC).

Hoy en la mañana en Tele13 Radio, la parlamentario aseguró que se arrepentía de “haberle dado material a la extrema derecha y a la derecha para que desvíen el foco de lo que a mí me parece más importante, que es el asesinato de civiles por parte del agentes del Estado”.

Agregó que ella se incluye entre las personas que salen a manifestarse “porque me siento parte de las y los violentados porque me violenta que la gente se muera y nadie haga ni diga nada, que el problema de la derecha sea el uso de una frase, a estas alturas un símbolo de la protesta callejera, más que Carabineros de Chile esté asesinando a nuestros compatriotas”.

Respecto a la reacción de la oposición sobre su publicación recalcó que “me da más rabia y más frustración que a la derecha le preocupe más lo que subo en una historia de Instagram que sesionar para que podamos encontrar soluciones para la gente que lo está pasando mal”.

Aún así reiteró que ella no es “partidaria de la violencia, pero la violencia en Chile está, existe, la genera el Estado, la genera el Gobierno y la gente responde a esa violencia”.

Finalizó diciendo que “si alguien cree que una persona va a quemar algo porque vio una historia en Instagram, me parece que está al menos equivocado”.