Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
ESTÁ PASANDO

Pérdidas por $2.500 millones son las que dejó el incendio intencional que afectó a la Municipalidad de Panguipulli hace una semana, tras manifestaciones y barricadas levantadas luego de la muerte de Francisco Martínez producto de un disparo de carabineros.

La cifra la entregó el propio municipio.

El incendio destruyó la Oficina Municipal de Desarrollo Económico Local (Omdel), la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (Omil), así como los departamentos Social y de Recursos Humanos del Municipio.

“Las pérdidas están divididas en tres áreas en tres tipos. Unas son las de valor histórico y patrimonial, porque afectaron a construcciones que eran de hace más de 70 años. Lo segundo es en equipamiento y mobiliario lo que incluye el servidor central, los computadores, los equipos para la toma de exámenes de conducir, miles de insumos, impresoras, etcétera. Y en tercer aspecto, que es un tema muy importante es la información que no estaba digitalizada que también tiene un carácter histórico y social en el caso del Departamento Social y Recursos Humanos”, dijo Rodrigo Valdivia, alcalde de Panguipulli, al Diario Austral.

La Policía de Investigaciones (PDI) organizó un grupo investigador liderado por la subprefecta Angélica Cancino, jefa de la Brigada Investigadora de Robo de Valdivia y funcionarios de los laboratorios criminalísticos de Puerto Montt y Valdivia.

Los 19 detenidos entre esa noche y el día siguiente -por desórdenes pero no por el incendio en sí- fueron dejados en libertad.

Sobre el incendio aún la investigación no arroja culpables.