Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
ESTÁ PASANDO

Hasta este viernes ya se habían aplicado las primeras dosis de vacunas contra el coronavirus a 1.735.278 personas con la vacuna Sinovac y 111.647 de Pfizer.

La vacuna del laboratorio chino Sinovac ha sido el motor principal para el proceso masivo de inoculación en el país, hoy líder en América Latina.

Según un reportaje de El Mercurio, las gestiones con el laboratorio asiático partieron desde el mundo académico, en particular desde el Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

“Fue Alexis Kalergis, profesor y director del Instituto quien se contactó con el rector de la casa de estudios en febrero de 2020 para informarle del trabajo conjunto que llevaba a cabo con profesores de China relacionado con vacunas de virus respiratorios y que podían tener una buena proyección de Covid-19”, señala la nota periodística.

En mayo de 2020 el laboratorio chino buscó que la PUC participara del ensayo clínico en Fase III de la vacuna que estaban desarrollando.

“Allí, Sinovac planteó que el estudio debía ser financiado por Chile: en total, eran US$ 6 millones”, señalan. A cambio se obtendrían 20 millones de dosis por año, en tres años, y se aseguraba un 25% de descuento en un valor que, entonces, no estaba claro.

Con esos antecedentes, el 25 de junio la PUC firmó un acuerdo. “Finalmente el Gobierno nos dijo que si conseguíamos US$ 2 millones, el Estado ponía los otros US$ 4 millones”, explicó al citado medio el rector de la UC, Ignacio Sánchez.