ESTÁ PASANDO
Abogado egresado de la Universidad de Chile, profesor de Derecho Civil y Derecho Económico de la Universidad de Magallanes. Reside en Valdivia desde el 2012 y actualmente se desempeña en el Consejo de Defensa del Estado en Valdivia.

En entrevista con página14, el candidato constituyente por el distrito 24 Claudio Faundez, habló sobre sus motivaciones y desafíos en esta campaña electoral para las elecciones del 11 de abril.

¿Qué te motivó a participar de este proceso constituyente? 

Me motivó participar la gran movilización que se produjo a partir del estallido social, y que dio cuenta la indolencia de la elite en Chile desde que derrotamos la dictadura y pudimos volver a la democracia. Esa elite ha mostrado indiferencia respecto de las necesidades de miles de compatriotas que día a día se resisten a realizar estas reformas que el país necesita para el bienestar de toda la ciudadanía.

Entonces es necesario que la gran mayoría de este país, el día 11 de abril concurra a votar y apoye a aquellos candidatos que no tenemos compromisos con esa elite, a los que son verdaderamente independientes, y que formulan propuestas claras y sin segundas intenciones para avanzar hacia un futuro con dignidad, equidad y justicia.

¿Cómo ves tu experiencia comparada con la del resto de tus competidores?

Desde que tuve mi título de abogado, yo estudie en la universidad de chile, he cumplido diversas funciones en diversos servicios públicos del paás.

Me he desempeñado, por ejemplo, en el ámbito municipal, por lo que conozco desde cerca las realidades de tales instituciones, las que como sabe todo el mundo no cuentan muchas veces con los recursos o atribuciones necesarias para llevar adelante diversos proyectos que anhelan y que beneficia a la ciudadanía también.

También he trabajado en el sector de la salud, particularmente en el servicio de salud de Magallanes y Valdivia, y conozco de cerca la necesidad de contar con salud digna para todas las personas, esto es una necesidad urgente.

También he trabajo en el ámbito de deporte, me desempeño en el instituto nacional del deporte por lo que conozco la realidad de miles de deportistas que no cuentan con lo medios necesarios para desarrollarse en sus respectivas disciplinas, no obstante su evidente esfuerzo y de las carencias que existen en ese sector para apoyarlos efectivamente.

Conozco de cerca la realidad laboral, puesto que presté servicios en el ministerio del trabajo y resulta claro, o al menos a mi, el trabajo decente y la sindicalización son temas que deben ser abordados en la nueva constitución.

Igualmente en el SERNAPESCA, institución que cuenta con funcionarios notables, pero que se encuentra atada a una legislación espuria como todos sabemos, y es producto del contubernio entre la elite política y la elite empresarial, en esa legislación, como todos sabemos, corrió mucho dinero.

Actualmente soy abogado litigante del Consejo de Defensa del Estado, en materias de índole laboral asociadas al sector público, y en suma cuento con amplia experiencia en este sector público, siempre me ha interesado la política pero con mayúscula, conozco de temas jurídicos y políticos, la ciudadanía conoce mi pensamiento ya que he publicado distintas columnas de opinión en distintos medios principalmente en el mostrador, y ahí la gente puede conocer mi punto de vista.

¿Cuál es tu mayor desafío en este proceso electoral?

El mayor desafío es llamar a la ciudadanía a que concurra a votar masivamente el 11 de abril, además es necesario entender o más bien enfatizar la necesidad de reducir al máximo la participación de los partidos políticos en la convención constituyente, porque como ya sabemos nunca les ha interesado satisfacer las necesidades de la ciudadanía, la evidencia demuestra que si los partidos se toman la convención todo seguirá igual. De esta manera es imprescindible que concurran a votar más personas que para el plebiscito del 25 de octubre, que concurran de manera que podamos asegurar nazca de la ciudadanía y además del mundo verdaderamente independiente.

¿Qué es lo más importante para ti que se debiera considerar en la nueva carta magna?

Me parece que es pertinente tener presente que la carta magna tiene que ser entendida como el plano de una casa, ¿Qué significa esto? Los constituyentes una vez que lleguen a la convención, deberán confeccionar este plano para que luego el Congreso, un nuevo congreso, se dé la tarea de construir la casa de todos a partir de ese plano.

En este plano, que es la constitución, se van a fijar los mínimos sobre los cuales se debe construir esta casa. Un mínimo es el pilar referido a los derechos humanos, otro es la perspectiva de género, y por cierto la descentralización y además el reconocimiento de los pueblos originarios.

Todos los materiales que se utilicen para construir esta casa, deben ser compatibles con estos pilares fundamentales, o sea las nuevas normas e instituciones, que contemple la nueva constitución deben elaborar sin vulnerar o destruir los pilares fundamentales que señalo.

¿Cómo se ve desde una lista independiente, sin apoyo de partidos, comparado al resto que llevan más años de experiencia y campañas?

Hay que decir que abordar una campaña así siempre es difícil, no contamos nosotros con los recursos y las maquinarías que tienen los partidos. Con lo que sé contamos es con el entusiasmo, la experiencia y lo más importante con los conocimientos necesarios para realizar un trabajo como corresponde en la convención, cosa que no pueden afirmar los partidos.

He participado como oyente o panelista en diversas actividades y el factor común de muchos candidatos, particularmente de los partidos es que no conoce el sentido y el propósito de una convención constituyente, y no entienden lo que es particularmente una constitución. Muchos piensan que se van a abordar temas en detalle y que a la larga no va a ser así, pues esos temas de manera detallada van a ser abordados por la ley no por la constitución.

Como dije la constitución es el plano a partir del cual se construirá una casa, esta casa debe ser acogedora, amplia, y debe ser justa, donde no falte nadie, donde no sobre nadie.