ESTÁ PASANDO

Esta tarde Colo-Colo llegó a Talca, donde mañana se realizará el partido único por el último descenso a Primera B, entre el Cacique y Universidad de Concepción.

Once vehículos policiales -entre ellos dos carros lanza agua- escoltaron el bus del equipo por los 256 kilómetros que separan a Santiago y Talca. En ciertos tramos se unían otros automóviles y motoristas de Carabineros. Detrás de ellos, decenas de autos con hinchas acompañaban el tramo.

El plantel fue despedido inicialmente por un centenar de funcionarios del club al interior del Estadio Monumental. Secretarias, personal de aseo, de mantención de canchas, cocina, y jugadores juveniles saludaron a los futbolistas.

Luego, en las afueras del recinto, miles de hinchas alentaron al equipo. “La alegría de mi pueblo”, “Pongan garra”, “Dejen la vida como Arellano ¡A morir por el Colo!”, decían algunos de los lienzos desplegados. Entremedio, se coló uno amenazante, ridículo y vergonzosamente anónimo: “Ganen o los matamos”.

Arturo Vidal, crack del Inter de Milan y formado en Colo-Colo, compartió imágenes de dicha salida y señaló: “Colo-Colo se queda en Primera y no hay más. El fútbol chileno se acaba si Colo Colo se va a la B. Vamos con todo nomás, mañana celebramos. ¡Vamos Colo Colo, carajo!”.

La caravana de seguidores albos fue prácticamente permanente, con personas con camisetas del equipo que iban saliendo en una decena de comunas en medio del trayecto por la Ruta 5 Sur. En Buin, Graneros, San Fernando, Chimbarongo, Teno y otras ciudades, aparecían hinchas por la carretera y saludaban al equipo. Entre ellos Gabriel Mendoza, campeón de América del 91, quien se asomó en la VI Región.

En Graneros y otros lugares, uno de los carros de la caravana intentó alejar a las personas que estaban en la berma lanzándoles agua, provocando la molestia de los hinchas, muchos de ellos niños y a distancia de la vía principal.

El rival de Colo-Colo, Universidad de Concepción, llegó ayer a la capital de la Región del Maule y permanece concentrado y con una decena de móviles policiales armando un anillo de seguridad.

Lo mismo ocurrió en la llegada del Cacique al hotel. Se informó que cerca de 400 carabineros fueron destinados al Maule, aunque el partido se juegue sin público producto de la pandemia por coronavirus.

El Colo y el Campanil jugarán mañana desde las 18:00 horas.