Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
ESTÁ PASANDO

Se da una paradoja. Esta tarde se disputa el último partido del Torneo Nacional 2020 -atrasado por la pandemia por coronavirus- y uno de los equipos se juega, nervioso, el prestigio de 96 años, mientras el otro está feliz de hacerlo; era lo que soñaban.

Colo-Colo, por un lado, vive la peor campaña de su historia. En 96 años de vida -en rigor los cumplen en abril próximo- el Cacique nunca había estado cerca de descender a Primera B. Es, de hecho, el único equipo del fútbol chileno que nunca ha jugado en “los potreros”.

En 1945 terminó en la penúltima posición, pero entre 1933 (cuando se fundó el fútbol profesional) y 1953, no hubo descensos. El colista de cada temporada siguió en Primera al año siguiente, salvo en 1937 (Wanderers solo probó un año. Vino y se fue), 1939 (Metropolitano, ídem a Wanderers) y 1948 (Santiago National sí tuvo un descenso excepcional).

El Colo -efectivamente el equipo más robusto del país, ganador de 32 torneo nacionales, el 30% del total; campeón o subcampeón en la mitad de las competencias de Primera División- nació en 1925 y ya en 1926 hizo una gira por el sur de Chile, llegando hasta Chiloé (pasando por Talca y Valdivia también) y marcando popularidad. En 1927 fue el primer equipo que jugó en Europa -previas escalas en el norte y en diversos países de América- y en la cancha coleccionaron títulos de entrada.

Magallanes ganó cuatro de los primeros seis torneos disputados en los 30, en la era profesional, pero Colo-Colo empezó a empujar rápido, y ya en los 40 pasó a liderar la estadística futbolera. En 1953, con la contratación de Jorge Robledo, figura entonces del fútbol inglés, terminó por sellar su supremacía.

Al frente, por el otro lado, Universidad de Concepción parecía condenada al descenso en buena parte del año. En la tabla ponderada 2019-2020 fueron los peores, a excepción de Iquique, con 36% de rendimiento. Cambiaron entrenador no una, sino dos veces en 19-20, y su gran objetivo era zafar del descenso directo y poder disputar este partido de Liguilla de Promoción.

“Si bien muchos decían que era el partido que nadie quería jugar, nosotros desde que llegamos sabíamos que íbamos a llegar a esta instancia, por lo que estamos mentalmente muy preparados, independientemente del rival”, dijo Hugo Balladares, DT de U. de Conce.

Balladares fue hasta hace un lustro el jefe del área formativa de Colo-Colo.

El partido en Talca ha estado rodeado por mucho contingente policial y una ciudad cercada, en Fase 1 – Cuarentena, pero que ha tenido merodeando a hinchas tratando de llegar a las afueras del Estadio Fiscal. Por la situación sanitaria no habrá público en las tribunas, pero los seguidores de ambos equipos, sobre todo los de Colo-Colo -equipo que tiene 10 futbolistas menos para hoy, entre suspensiones y lesiones- quieren estar cerca.

La situación de un grande en peligro no ha sido excepción en la última década en el continente. Independiente de Avellaneda y River Plate de Argentina descendieron por primera vez en su historia, lo mismo que América de Cali, Cruzeiro de Brasil y Alianza Lima (lo hizo tras casi 80 años).

Hoy a las 18:00 horas, con arbitraje de Julio Alberto Bascuñán González (y el VAR), comienza a perfilarse el futuro del fútbol chileno. En 90 minutos -y en penales si es que siguen en empate- sabremos si se acabó un ciclo o todo sigue igual (pero nunca como antes).

Crédito foto: Instagram.com/colocolooficial/