Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
ESTÁ PASANDO
Solari Colo Colo https://www.instagram.com/colocolooficial/

Colo-Colo sigue en Primera División. Sufrió hasta el último minuto como en buena parte del tramo final del Torneo Nacional 2020. Hoy venció 1-0 a Universidad de Concepción en Talca con golazo de Pablo Solari y con eso le bastó, porque el Campanil mostró un juego flojo y mezquino, que lo manda con justicia a la Primera B.

En el primer tiempo, la U. de Conce jugó quizás su peor tramo de partido del último tiempo y Colo-Colo, al revés, construyendo un buen funcionamiento como nunca antes en el torneo.

El Campanil no llegó nunca al arco de Brayan Cortés en 70 minutos.

Cortés, incluso, se dio tiempo de “cancherear” parando un tiro blando con el pecho: La jugada recordó lo sucedido en la final de la Copa Libertadores 1966, cuando Peñarol y River Plate definían al mejor de América en el Estadio Nacional de Santiago.

Allí, al minuto 62 y cuando River ganaba 2-0, el golero Amadeo Carrizo hizo lo mismo que Cortés: Un cabezazo del peruano Joya lo detuvo con el pecho. Tras ello, Carrizo cometió dos faltas que hoy serían tarjetas rojas, Peñarol marcó cuatro goles y terminó alzando la copa. Sería parte del inicio del mote “gallinas” para River.

Pero acá en Talca no hubo remontada épica. Colo-Colo se pudo dar ese lujo porque, ya está dicho, el rival no hizo nada o demasiado poco. Leandro Díaz, joven lateral izquierdo, se vio nervioso y timorato (fue expulsado en el tiempo extra por un foul bobo), y fue en ese carril donde otro joven, Pablo Solari (en la foto), quebró todo.

Minuto 18 y el argentino de 19 años, que llegó de Talleres de Córdoba sin haber debutado en el profesionalismo, controló la pelota, la movió con siete toques con ambas piernas, eludió a Díaz, también al central Eric Godoy y marcó un golazo.

El Colo se comenzó a relajar -pese a que expulsaron a su PF Héctor Roldán justo en los festejos- amén a que el rival no lo inquietó. Desde antes ya, su bloque de ataque se vio refrescado. Javier Parraguez había aplicado un taco de lujo para provocar el primer remate con opción real, de Ignacio Jara.

El gran jugador de los universitarios, el panameño Cecilio Waterman, se vio aislado, siempre marcado por Falcón, y cuando logró participar del juego, nadie de su equipo lo acompañó, con un aletargado Bryan Carvallo (formado en el Monumental), otrora figura en la conducción del Campanil y hoy en baja.

A los 71′ fue el mencionado primer y único remate con peligro de U. de Concepción. Waterman, rodeado de cinco albos, le pegó fuerte y salvó Cortés.

Al minuto siguiente volvió a responder Solari, con tiro, manoteo del golero Guillermo Reyes y palo.

Una trifulca sobre el final y más ganas que fútbol de los penquistas, selló todo. Colo-Colo ya había hecho lo mínimo y el sufrimiento del cierre se entendió porque se jugaban demasiado.

Ahora, para el Cacique (campeón Copa Chile 2019) seguirá rápido el fútbol. El próximo 21 de marzo jugará la Supercopa 2020 ante Universidad Católica (campeón Torneo Nacional 2020).