Página 14

Jorge Polanco

Piden cárcel para poeta radicado en Valdivia, por publicar un libro: “Justicia es una palabra muy grande para Chile”

La historia partió en agosto de 2019, cuando el poeta y académico del Instituto de Filosofía de la Universidad Austral de Chile (UACh), doctor Jorge Polanco, presentó el libro “Juan Luis Martínez, poeta apocalíptico”.

Bajo el sello de Editorial UV (Universidad de Valparaíso, dirigida por Cristián Warnken), en 325 páginas quisieron homenajear a Martínez, poeta y artista visual porteño, un adelantado del siglo pasado, fallecido en 1993.

El problema se produjo cuando la Fundación Juan Luis Martínez se alertó por una supuesta transgresión a la Ley de Propiedad Intelectual, con lo que no solo demandaron a Polanco y Warnken -además del editor general del sello, Ernesto Pfeiffer y el diseñador de la portada del libro, Felipe Cabrera- pidiendo penas de cárcel que podrían ir desde los 61 a los 540 días.

El libro vio retiradas todas sus copias de las librerías en diciembre de 2020, en medio del lío judicial.

“Abordar la obra de Juan Luis Martínez fue un modo de pensar la poética y la filosofía en Chile… Solo pensé que el libro podría ser una aporte -frágil, quizás- a poetas y filósofos jóvenes interesadas o interesados; y con esto, seguir una discusión de largo aliento en la que falta mucho por explorar”, dice Jorge Polanco, en entrevista con BioBioChile.

“Vivo en Valdivia hace cuatro años y medio. Solo sé parte de las conversaciones (por el tema judicial) por testimonios del editor, quien me dijo que se reunieron en Viña (del Mar). Sería más preciso que le preguntes a la editorial, porque sería injusto hablar por el editor y las personas que asistieron. Yo soy el autor del ensayo. Me comunicaron que iban a retirar los libros de las librerías unos días después de que se lanzó en Valdivia”, explicó.

“No sé de asuntos legales, y cada abogado da su juicio. Como escritor, me resulta completamente ajeno plantear elucidaciones de intenciones legales. Son dos mundos muy distintos la esfera de la creación y la del derecho. Kafka lo muestra muy bien. La querella fue presentada por la fundación y la familia, no por Juan Luis Martínez”, agrega.

Polanco se detiene en dos puntos: La supuesta “industria editorial” (400 personas del gremio firmaron una carta en apoyo a los creadores) y la justicia en Chile:

“Me llama la atención hablar de industria editorial. Habría que aclarar qué significa eso. Creo que es un término que en Chile duró hasta el Golpe, hasta cuando todo fue vendido. Las firmas no vienen de la noción de una fábrica clásica, sino de poetas, escritores, profesores, que -supongo- viven las mismas precariedades de lo que hoy se ha llamado capitalismo cognitivo (…) Les agradezco mucho, me resulta muy conmovedor. En estos días he estado inestable emocionalmente y la experiencia de la compañía ha sido un elemento catártico. A todas y todos, estoy muy agradecido y, por cierto, superado”.

¿Justicia? “Usar el término ‘justicia’ en Chile es extraño, sobre todo cuando hasta hoy hay muchas personas presas sin justificación, que han perdido su visión, que siguen experimentando la noche portaliana. Incluso desde antes, con lo que ha pasado con el pueblo Mapuche. Justicia es una palabra muy grande para Chile. No creo que ni en La República de Platón, donde se discute el término, Chile podría estar a la altura. Lo que siento es que hay leyes donde la violencia se quiere legitima, y me daría pudor exponerme como víctima frente a otras personas que están siendo dañadas mucho peor que yo. Como bien muestra Kafka, la justicia no es lo mismo que la ley”, sentencia Polanco.

Crédito foto: Diario UACh