Proponen ordenanza que obligue a la comunidad a reciclar sus residuos domiciliarios

Una ordenanza municipal que obligue a los vecinos de la comuna de Los Lagos a reciclar sus residuos domiciliarios fue la idea que propuso la concejal Alejandra Martínez.

La edil propuso la idea en la pasada reunión de concejo donde manifestó su preocupación por el aumento de residuos a nivel comunal y el mal manejo que la comunidad le estaría dando a sus desechos domiciliarios.

Martínez recordó que actualmente existe una ordenanza municipal sobre manejo integral de residuos, la qué no sería suficiente para disminuir los volúmenes de basuras, por lo que espera se puedan aplicar mayores atribuciones que obligue a la comunidad a reciclar.

Si se puede a esa misma ordenanza poner algo más de atribuciones o poder obligar a la gente a que separe sus residuos, porque en el fondo lo que necesitamos no es un montón de contenedores donde sigan depositando más basura, sino que la gente cree conciencia de una vez por todas y separar sus residuos porque están las condiciones para que lo hagan”, expresó. 

 La concejal añadió que actualmente es el municipio quien se hace cargo del retiro de la basura domiciliaria sin costo para la población, generando un gasto importante en ello. 

Además de eso el vertedero de Morrompulli ya no está dando abasto, o sea donde vamos a llevar toda esa porquería que generamos; tenemos que hacernos cargos y de aquí en adelante debemos llevar lo mínimo, tenemos que ser consciente porque es un gasto que hace el municipio y que se debe destinar a otra cosa”, añadió.

También apuntó sus criticas a la población flotante que llega en la temporada estival a la localidad de Riñihue, quienes tampoco estarían reciclando sus residuos, aumentando aún más los volúmenes de basura.

De acuerdo a datos expuestos en dicha sesión en el año 2022 se generaba a nivel comunal una tonelada de basura mensual, cifra que aumentó el 2023 a 15 toneladas mensuales.  

D ahí entonces que al interior del cuerpo colegiado hubo consenso en buscar algún mecanismo que permita bajar esa cantidad y también los costos, no descartando analizar un futuro cobro por la extracción de los residuos domiciliarios.